Como su nombre lo indica una casa autosuficiente es una vivienda que es capaz de abastecerse por sí misma, por lo que es una casa que tiene materiales ecológicos en su construcción, materiales sostenibles y reutiliza los diferentes residuos, este tipo de propiedades pueden ahorrar grandes cantidades de dinero al año. 

Aunque algunos países resulte imposible de conseguir, si es posible tener una casa autosuficiente, solo debemos informarnos bien de todo el proceso, así como buscamos la ayuda de cerrajeros profesionales para tener una casa segura, también podemos buscar asesoría para una casa sostenible. 

¿Qué requisitos debe tener una casa sostenible?

Orientación de la casa: es un punto sumamente importante, hay que evaluar cual es el recorrido solar, ya que esto es una ventaja durante todo el año, luego de ello debemos pensar donde ubicamos las habitaciones, para aprovechar al máximo la luz solar en cada estancia del hogar, minimizando el uso de energía y reduciendo el uso de la calefacción. 

Aislamiento: en el momento de construir la casa debemos usar materiales aislantes, además de un excelente trabajo de carpintería con el único objetivo de evitar la pérdida de calor de la vivienda eliminando así la pérdida energética de un 70%aproximadamente. 

Materiales para construir una casa autosuficiente

Las casas autosuficientes deben estar construidas en materiales renovables y ecológico, uno de ellos es la madera, aunque también podemos incluir el cemento, el ladrillo y la piedra por ser resistentes y perdurables en el tiempo. 

Sin embargo, debemos estar atentos a que ninguno de los materiales que escojamos para construir nuestra vivienda autosuficiente no liberen toxinas que sean dañinas para la salud de los huéspedes. 

Placas solares: son necesarias para aprovechar al máximo los recursos naturales, este es uno de los principios de las casas autosuficientes, estas aportaran energía eléctrica a nuestros espacios. 

Gestión del agua: esta consta de aprovechar lo mejor posible el uso y consumo del agua de lluvia, por su puesto es importante depurar el agua tanto para el consumo humano como para regar el jardín, para cocinar, de igual forma podemos almacenar agua para el inodoro. 

Ventajas de una casa autosuficiente

Menos consumo de energía: una vivienda autosostenible facilita el ahorro y el costo del pago de facturas de luz y agua, además preservará el medio ambiente y consumiremos menos electricidad. 

Perdurables: las casas autosuficientes están construidas en materiales de excelente calidad y requieren de menos reparaciones, por lo que los gastos se verán notablemente disminuidos en una casa sostenible. 

Beneficios para el medio ambiente: este tipo de casa utilizan menos energía que una casa tradicional, reduciendo así la dependencia de energía convencional. 

Mejoras en la salud: las casas autosuficientes están construidas con materiales ecológicos que conservan su salud de sus habitantes ya que no destilan ningún tipo de sustancias tóxicas en su entorno. 

Finalmente, las casas autosuficientes son necesarias para un mundo más sostenible, e inculcamos de forma eficiente la preservación del medio ambiente y el aprovechamiento eficiente de los recursos naturales.