Entra en el modesto hogar de su anfitrión, y lo primero en que se fija es en el buen gusto con que está decorada la casa. La pintura de las paredes denota un trabajo limpio y bien hecho.

Más tarde se sorprende al enterarse de que fue la familia la que asumió el reto de decorar el hogar y la que hizo todo el trabajo. No obstante, un proyecto de semejante envergadura puede tener sus dificultades.

Escoja los materiales con cuidado

A la hora de escoger un estilo para decorar el hogar, la amplia variedad de materiales que hay disponibles hoy día le permite escoger entre un buen número de opciones.

¿Qué resulta práctico en la zona donde usted vive? ¿Dará un aspecto agradable a las habitaciones empapelar las paredes con un papel pintado que sea decorativo? ¿O le gustaría más recubrirlas con madera o algún tejido?

 También puede que piense que para conseguir la apariencia que usted prefiere basta con una sencilla capa de pintura. En cualquier caso, antes de tomar la decisión final, tenga presente los aspectos prácticos, como por ejemplo el coste.

La durabilidad del terminado, lo difícil o fácil que puede resultar la instalación, y el tiempo y esfuerzo necesarios para mantener y limpiar las paredes. Entonces, compárelo con lo que costaría contratar a unos profesionales para que lo hagan.

Hay asuntos que es bueno dejarlo en manos de expertos, por ejemplo los trabajos que realizan los cerrajeros Ripollet expertos son de gran calidad y pueden beneficiarnos si no sabemos cómo realizar algunas labores.

El color que usted escoja para las paredes también es importante. ¿Armonizará con el resto de la decoración? Si una habitación acostumbra a ser fría, un color cálido dará la sensación de calor.

Mientras que para lograr que las habitaciones más calientes de la casa parezcan frescas, podría utilizar tonalidades pálidas de azul o verde. Las habitaciones oscuras o con poca luz se pueden iluminar con acabados de colores claros.

Planee y prepare su trabajo

El secreto del éxito radica en una buena preparación. ¿Ha observado cuánto tardan los pintores profesionales en preparar las paredes en comparación con el tiempo que les lleva pintarlas?

Si lo va a hacer usted, no escatime tiempo ni esfuerzo en esa fase de preparación. Los especialistas sugieren que trate de conseguir una superficie que esté seca, lisa y limpia.

Si la pared está estropeada, rellene las grietas con masilla. Después frote la zona con papel de vidrio o de lija para conseguir una superficie lisa. Antes de empezar a pintar, limpie la pared con un paño húmedo para eliminar del enlucido el polvo que pueda haber, y deje que se seque.

¿Cómo piensa organizar el trabajo? ¿Va a incluir a todos los miembros de la familia? El hecho de que todos participen hará que, una vez terminado, todos se sientan orgullosos de lo que se ha hecho, y por consiguiente lo cuiden mejor.

No trate de decorar su casa solo, convierta esa tarea en un proyecto de familia. Las recompensas son muchas.