Muchas veces pensamos que para que un espacio de nuestras casas luzca increíble, solo es necesario pensar en el color de los pisos y paredes, así como en los muebles seleccionados, pero no sabemos qué algo que juega un papel fundamental en todo esto es la iluminación del lugar.

Y es que un lugar bien iluminado puede cambiar por completo el aspecto de un ambiente, porque hasta cambia el cómo te sientes cuando estás en el mismo, así que es un factor muy importante a considerar a la hora de decorar cualquier espacio, en especial aquellos donde pasamos más tiempo.

¿Natural o artificial?

La iluminación natural es la mejor, en eso no hay dudas, pero muchos espacios no cuentan con ventanas que puedan favorecerla, así que en ese caso conviene en pensar cuál es el tipo de luz adecuada para nuestro espacio a decorar.

La luz blanca siempre es la más recomendada, asa como los bombillos que puedan tener un consumo menor de energía por el tema del ahorro y por cuidar al planeta, además estos bombillos hacen que los colores de tu espacio puedan apreciarse verdaderamente como son y hacen que tus ojos no se cansen, como si sucede con la luz amarilla.

Toma en consideración la calidad de los bombillos que compres, y si falta iluminación pide a un electricista que incorpore nuevos puntos de iluminación en tu techo o pared y de no ser posible considera utilizar lámparas, que pueden ser de mesa o pedestal y que puedan combinar  con tu decoración fácilmente, ya que hay muchos modelos en el mercado y también se personalizan.