Durante el verano no solo cambia el tiempo y las horas de sol, las personas salen más a la calle y planean actividades en lugares al aire libre. Cuando se dispone en el hogar de un espacio exterior y fresco, es momento de decorar.

Ya que por unos meses habrá sol y se busca disfrutar de este durante la época, existen algunas opciones de que hacer en esta temporada para decorar la casa.

Tendencias en decoración

Se pueden clasificar en tres tipos o estilos, uno de los más utilizados es el mediterráneo, este está basado en lo orgánico y lo ecológico, todo lo relacionado al mundo animal.

Decoración mediterránea: Este se aplica en el mobiliario, las telas, colores, detalles, entre otros, tiene como inspiración las casas construidas en el litoral mediterráneo, donde los muebles son de mimbre y madera.

Los tejidos son de texturas suaves y colores vivos, detalles en azul marino no fallan a la hora de aplicar este estilo.

La unión de la madera con el hierro forjado da un toque mediterráneo, acompañado de elementos florales, en tejidos, estampados, plantas y arbustos de la zona.

Decoración eco friendly: Este estilo debido a la presencia de elementos orgánicos llego para quedarse donde la conciencia por el medio ambiente y de los recursos naturales es cada vez mayor.

El gusto por lo artesanal se hace presente, la recuperación de piezas antiguas, utilizando piezas en buen estado o que se conservan bien y evitando que pasen por un proceso industrial.

La madera y el vidrio también se utilizan a pesar de que pertenecen a una cultura ecológica, aportan luminosidad y calidez para decorar en verano.

Urban jungle desing: Este estilo hace referencia a que la selva entra en casa y  el aire libre, las plantas son las mejores protagonistas y amigas de los muebles.

Es necesario conocer el cuidado de estas plantas ya que ellas requieren de tiempo y que las condiciones de la casa y el piso sean las adecuadas, si están en un sitio seco o húmedo, si tienen o no una buena luz.

Acompañado de motivos florales en los cojines cuadros de paisajes, papel decorativo, elementos naturales, entre otros.

Entre otras recomendaciones

Cambiar las alfombras o sustituirlas por unas de fibra natural, aportan ritmo y color a la vivienda, colocar hamacas o columpios dentro de la casa resultan atractivo, siempre y cuando exista espacio y no interfiera con la comodidad del hogar.

Retirar objetos y mobiliario que no se utiliza durante el verano es una opción, el espacio libre aporta frescura, se pueden guardar en el garaje y dejar los estantes más libres, para ubicar complementos y accesorios de decoración veraniega.

Cubrir los sofás con tela de algodón, durante el verano es bueno sobre todo si estos son de cuero o terciopelo, ya que ayudan a proteger el sofá de manchas y que sea fresco y confortable.

Las puertas y ventanas del inmueble se pueden cambiar por unas que combinen con la decoración del lugar, un cerrajero es un experto para instalar estas y brindarle la seguridad que requiera el dueño del inmueble.